Problemas del metabolismo lento, alimentos y tips que nos ayudaran acelerarlo Febrero 28, 2016 – Escrito en: Metabolismo, Sin categoría

Causas y consecuencias del metabolismo lento

Uno de los grandes problemas con los cuales te puedes encontrar a la hora de adelgazar, es el metabolismo lento. Este es un término que se utiliza habitualmente para explicar que, no puedes perder peso o que no adelgazas lo que esperas. Por ello, puede resultar interesante saber qué es el metabolismo lento y cuáles son las causas y consecuencias del mismo.
El metabolismo es esencial para que el organismo funcione adecuadamente, y consta de 2 etapas:
  • Anabolismo ó de formación
  • Catabolismo ó destrucción
Cuando estás realizando una dieta hipocalorica (con recorte calorico) el metabolismo debería estar mayoritariamente en la etapa de destrucción o catabolismo del tejido adiposo. Si esto no sucede, estaríamos hablando de un metabolismo lento. Esto significa que tu cuerpo realiza la destrucción o combustión de grasas en menor tiempo de lo ideal.
Causas del metabolismo lento
  • Hipotiroidismo. La glándula tiroides regula tu metabolismo y tu gasto calórico. Si no está funcionando correctamente, puede producirse hipotiroidismo, lo cual trae como consecuencia un metabolismo lento y sobrepeso. En general, si tomas la medicación adecuada e indicada por tu médico, esta situación se puede revertir y normalizar el metabolismo. Incluso existen alimentos como las algas u otros que por su alto contenido en yodo pueden aumentar el metabolismo.
  • Intolerancias y alergias alimentarias. Estos trastornos pueden provocar una mala digestión de los alimentos y un lento metabolismo. Por ello, si tienes ciertos síntomas como pesadez, hinchazón abdominal, y siente que si tomas un vaso de agua te sientes pesada y gorda, es importante que consultes a un gastrointerólogo para establecer qué está sucediendo.
  • Causas no orgánicas. Por ejemplo:
    • No realizar las 6 comidas diarias ralentiza el metabolismo, por ello es sumamente importante que realices 6 comidas al día. Si comes poca cantidad, varias veces al día tu metabolismo se acelera y quema grasas más rápido.
    • No comer durante el día y llegar a la noche y comerte todo. Está comprobado que si realiza una dieta muy restrictiva, tu organismo se adapta a esta situación y baja el metabolismo para preservarse. A este proceso fisiológico se lo llama hiperfagia adaptativa.
    • Comer muy rápido. Si no masticas el alimento o comida bien, el metabolismo se hace más lento, porque necesita más tiempo en el estómago para su digestión. Cuanto más lento comas, más aumentarás tu metabolismo.
    • Beber poca agua. Tu organismo necesita que bebas sobre 2 litros de agua por día. Esto ayuda a eliminar toxinas e impurezas que pueden interferir negativamente en el metabolismo. Las células necesitan agua para funcionar correctamente.
    • No hacer ejercicio físico. Las personas que no realizan actividad fisica tienen un metabolismo más lento que aquellas que lo realizan en forma periódica.
Una vez conocidas las causas, es importante establecer cuáles son las consecuencias del metabolismo lento:
  • Sobrepeso u obesidad
  • Síndrome metabólico
  • Diabetes
  • Problemas renales
  • Problemas de tiroides
  • Problemas cardiovasculares
El metabolismo es sumamente importante. En el balance calórico, aporte-desgaste, está el secreto para que puedas adelgazar.

¿Qué debes hacer si tienes metabolismo lento?

Con frecuencia se responsabiliza al metabolismo de las dificultades para adelgazar, convirtiéndolo en el culpable de los kilos de más. Ante todo, sácate de la cabeza que es algo que no puedes controlar. Existen tanto trucos para acelerar el metabolismo, como dietas para activarlo. En cualquier caso, para aumentar tu metabolismo, bastará con saber cómo cambiarlo para adelgazar.
El metabolismo es el resultado de una serie de reacciones que se producen en el organismo, para mantener las funciones necesarias para la vida. En este proceso se emplea la energía obtenida a través de los alimentos.
Cuando haces dieta, se produce un balance calórico negativo ( hipocalorico), por lo que el organismo debe recurrir a los depósitos grasos de reserva. Si tu metabolismo es lento, tu cuerpo se acostumbra a mantener su masa corporal con menos gasto de energía.
De tal modo, o no adelgazas a pesar de la dieta o directamente engordas. Sin embargo, también es cierto que a menudo, se acusa al metabolismo lento, más peso del que es directamente responsable.
Existen ciertos trucos para acelerar el metabolismo, que no te costará ningún esfuerzo llevar a la práctica.
* Desayuna como rey : Está comprobado que al desayunar poco o no desayunar, el organismo entra en estado de alerta y pasa a modo económico, lo que reduce el metabolismo. Un buen desayuno en cambio, activa el metabolismo, lo que ayuda a adelgazar.
  1. Come cada 3 horas : comer al menos 6 veces al día te asegura mantener el metabolismo activo. Si quieres acelerar tu metabolismo, come varias veces al día pequeñas raciones de comida y no saltees, ninguna de ellas.
  2. Muévete: recuerda que el ejercicio es la mejor forma de movilizar la energía que es lo que en definitiva, estimula el metabolismo. Por eso si quieres aumentar el metabolismo evita el sedentarismo.
  3. Cena liviano (como el dicho, como mendigo) pero no dejes de cenar. Si lo haces prolongarás peligrosamente tus horas de ayuno, lo que relentizara tu metabolismo del mismo modo que cuando omites desayunar. Por eso come algo suave (liviaano), para mantener por mas tiempo el metabolismo activo.

Alimentos que nos ayudaran a acelerar el metabolismo de manera natural

Cuando el metabolismo es muy lento, se gastan menos energías de las que se consumen y por este motivo se acumula grasa, permitiendo el aumento de peso. Para lograr un buen equilibrio, en este sentido debemos lograr que el metabolismo se acelere de manera natural por medio de algunos alimentos que tienen esas propiedades. Entre ellos están los siguientes:

LOS PIMIENTOS.

Por su alto contenido de capsaicina, es ideal para aumentar el metabolismo, ayudando a mejorar el consumo o gasto de calorías reduciendo de manera efectiva la cantidad de grasas. Además hacen que se sienta menos hambre entre las comidas principales.

EL CAFE Y TÉ VERDE

Té verde

Según los especialistas, con el consumo de cuatro tazas de café o de té durante el día se puede acelerar el metabolismo considerablemente hasta un 31%, esto se logra por el aporte de antioxidantes que estas bebidas proporcionan a quienes las consumen de manera cotidiana.

LAS ALCACHOFAS.

Las alcachofas tienen un ingrediente llamado lnulina, este es un carbohidrato que se encarga de controlar la cantidad de grelina que produce el cuerpo. La grelina es la hormona que se encarga de hacer sentir hambre o saciedad, si no tenemos la sensación de hambre el cuerpo se dedica a quemar más cantidad de calorías.

EL JENGIBRE

Debido al contenido de antioxidantes entre otras sustancias importantes para el organismo, el jengibre tiene la propiedad de aumentar el metabolismo y la sensación de saciedad, haciendo que no tengamos la necesidad de comer a cada instante. Esto es muy importante cuando deseamos reducir el peso y mantenerlo controlado.

LAS NUECES Y PESCADOS .

Las nueces como los pescados son importantes fuentes de ácidos grasos omega-3, los cuales ayudan a reducir los niveles de la hormona llamada leptina, ya que se ha demostrado que, cuando esta hormona baja sus niveles, el metabolismo aumenta su velocidad, de la misma manera aumenta la quema de calorías.
LAS PERAS Y MANZANAS VERDES
peras
Diversos estudios demuestran que estas dos frutas aceleran el metabolismo y la pérdida de peso. Un estudio hecho en la Universidad Estatal de Río de Janeiro encontró que las mujeres que comen tres manzanas o peras pequeñas al día, perdieron más peso que las mujeres que no lo hicieron.